Estoy feliz y sana desde aquel entonces

Gracias a Dios por su regalo con la presencia de Madre Soledad

 

Madre SoledadP1030885

Describo mi testimonio para gloria de Dios

 

Yo Romero Beltrán María Herlinda, el día 2 de septiembre del año 2004 iba caminando a la iglesia del barrio alcázares donde asistí por casi 3 años, me gustaba ir a la santa misa donde María Soledad Torres Acosta y me daba cuenta que habían muchas monjitas; puesto que tenía que madrugar y coger bus de mi casa a la santa iglesia lo hacía con el mayor de los placeres.

Yo en esos tiempos cursaba por unas series de patologías como problemas cardiopulmonares, túnel carpiano, vértigo (me caía en todas partes) no podía salir sola, me estaban tratando con medicamentos psiquiátricos por estas razones tuve una cita médica la cual a la valoración me encontraba muy grave según el diagnóstico del vértigo era incurable; tuve que ir el día 2 de septiembre en las horas de la mañana, al entrar a ese lugar lo primero que vi fue a una señora sentada en la banca de atrás tenía un vestido negro; mi esposo me contó que ella se acercó a él y le pregunto ¿qué me estaba sucediendo?; que me veía muy mal, él le contó todo el acontecimiento clínico, yo salía de la consulta médica y ella como una madre se dirigió hacia mí y me abrazo y comenzamos hablar todo el tiempo, me cogió de la mano me acariciaba mucho como una mamá con su hija, denotaba un gran cariño hacia mí por dichas expresiones recordé que a los 8 años quede sin a mamá por eso me enterneció mucho; me pregunto cómo me llamaba dije María, ella me dijo que también ella se llamaba igual a mí; enseguida saco de la cartera un librito pequeño amarillo en el cual anoto mi nombre y enseguida me dio su teléfono para que me comunicara con ella, yo la llame poco tiempo después y sonaba como algo muy lejano como un túnel; insistí por varios días y nunca contestaron; por medio de la santa oración por la noche pregunte a mi pensamiento ¿que si la señora que se me había presentado era mi mamá?; en mi inconsciente sentí una voz interior que respondió no es tu mamá, dentro de 3 días vas a descubrir quién es por la gracia de papá Dios; tiempo después volví a la santa iglesia de las monjitas Siervas de María con mi esposo y una amiga; cuando me arrodille estaba orando, eleve suavemente mi cabeza y con una mirada hacia una imagen que se encontraba al frente de donde me encontraba era ella la reconocí al instante por medio de la santa y hermosa imagen ¿cómo olvidarla!; inmediatamente cogí a mi esposo José De La Cruz Vargas Vargas que se encontraba al lado mío y le dije, ella es la mujer que se nos apareció aquel día, santa María Soledad Torres Acosta la que nos esperaba en el consultorio médico; recordando reflexioné ¿por qué? cuando la invitamos ese día a tomar algo nos dijo que no, porque tenía que entrar al consultorio; nos despedimos con un gran abrazo y pensando que era un ser extraño como si no fuese de este mundo ya que poseía un aspecto pálido en su piel y ojos como hundidos.

Para culminar con el gran milagro de hoy en día estoy felizmente sana desde aquel entonces y agradecida por tan maravilloso milagro que obtuve a través de santa María Soledad Torres Acosta.

Nos unimos en alabanzas al Señor con las palabras de María Soledad Torres Acosta: que el cielo no se consigue por atajos si no con sufrimientos.

 

NOMBRES:

Romero Beltrán María Herlinda / José De La Cruz Vargas Vargas.

TELÉFONO: 5352197-3125897623

CÉDULA: 41.380.586 Bogotá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>